Primer disparo de plasma... fuimos testigos.

Primer disparo de plasma... fuimos testigos.

Primer disparo de plasma… fuimos testigos.

No es líquido.

No es gaseoso.

No es sólido.

¿Qué es?

¡Es plasma!

Es el cuarto estado de la materia.

El plasma no tiene una forma o volumen definido.  Es el estado más abundante de la naturaleza.  En medicina se utilizan para el tratamiento del cáncer, de la piel, en odontología, tratamiento de la madera, en tratamiento de agua, de residuos y producción de electricidad.  Para tener una idea del potencial, un gramo de este tipo de combustible abastecería con energía a 80 viviendas durante un mes.

Varias-Ad-Astra-Liberia-ARCHIVO_LNCIMA20110110_0065_1En mi visita al Instituto Tecnológico de Costa Rica en su sede de Cartago, presenciamos el primer disparo de plasma a altas temperaturas que tiene como objetivo producir energía. Fueron 4,5 segundos que resumieron varios años de investigaciones y esfuerzos de muchas personas en esta prestigiosa universidad Estatal, siendo así que llegamos al siguiente planteamiento:

¿Por qué no seguir este camino de la investigación e incursión en las energías no convencionales?

Pues si logramos observar con detenimiento, nuestro país goza de recurso humano, así como la preparación de este para incursionar en este mercado.

Este país cuenta con las condiciones aptas para investigar, producir, exportar y competir con este tipo de productos y más aún si logramos que el ICE y RECOPE se liguen a este tipo de energías.

Tomando este rumbo, este país podría perfectamente ser pionero, ser enorme a nivel mundial tomando la iniciativa de utilizar este tipo de energías y reemplazar las energías convencionales que de una u otra forma golpean a diario nuestra madre tierra.

En este país, el turismo por conservación de bosque y bellezas naturales nos deja una gran actividad económica, pero en vez de cuidar nuestros recursos naturales nos esforzamos por ampliar la expansión de monocultivos que cada vez disminuyen más nuestros atractivos turísticos con la contaminación y no prestamos atención a nuestra real capacidad, la cual está en nuestras narices y tenemos las condiciones para producirla, con esto me refiero en general a la tecnología y por supuesto a la producción de energías limpias.

 

Compartir:
Share

Otras publicaciones

Close
Share