En Sarapiquí quieren proteger su río.

En Sarapiquí quieren proteger su río.

En Sarapiquí quieren proteger su río.

El 24 de setiembre del año 2000, se celebró un plebiscito en las diversas  comunidades de Sarapiquí, que dio un mandato de obligatorio acatamiento para la Municipalidad  local, para que la Cuenca del Río Sarapiquí sea declarada Monumento Histórico Natural y sus recursos naturales, escénicos y culturales sean protegidos mediante la adecuada planificación del uso de sus recursos.

La pregunta que se hizo en el plebiscito fue:

¿Está de acuerdo en conservar el Río Sarapiquí solicitando la declaración de su cuenca como Monumento Histórico Nacional?

2.036 votaron por el sí, 201 votaron por el no.  Es decir esta consulta popular se ganó por amplia mayoría.

La gente quiere proteger el río porque dependen de sus aguas para mantener los cultivos y alimentar sus animales.    El río también es fuente de alimento, mantiene la biodiversidad y es lugar de recreo, socialización y esparcimiento.

Pero el triunfo del plebiscito no logró la protección que se pretendía, las amenazas de proyectos hidroeléctricos continúan así como la extracción de materiales.

Los proyectos de ley presentados hasta la fecha no han logrado concretar lo aprobado en el plebiscito.

Han pasado 16 años y las últimas acciones para detener el deterioro del río Sarapiquí fueron las declaraciones de moratoria a proyectos hidroeléctricos y la prohibición de extraer material por parte del gobierno local.

En esta semana, las generaciones mayores se juntaron con las nuevas generaciones en una marcha que busca apoyar los esfuerzos municipales pero sobre todo para buscar el camino de un proyecto que proteja para siempre el río Sarapiquí.

Actualmente en la corriente legislativa está el proyecto presentado por este despacho,  para declarar monumento natural para la protección de las cuencas de los ríos San Carlos, Sarapiquí, Pacuare y Banano.

El proyecto de ley explica que: “…definida como monumento natural, se protegerán los valores históricos, culturales, las bellezas escénicas y la biodiversidad, comprendida dentro de las cuencas de los ríos señalados …, entendiendo todos estos elementos como partes de un mismo ecosistema en el que conviven el ser humano y sus prácticas culturales, las cuales en adelante deberán ajustarse a las necesidades de sostenibilidad y a una planificación territorial acorde con el objetivo de protección”.

Esperamos que este proyecto avance y logre convertirse en Ley de la República para alcanzar el objetivo que anhelan las poblaciones cercanas a estas cuencas.

Compartir:
Share

Otras publicaciones

Close
Share