Día Mundial contra Monsanto

Día Mundial contra Monsanto

Día Mundial contra Monsanto

Es común escuchar frases como que "quien controla las semillas, controla la vida". ¡Es cierto! Por miles de años, a través de la agricultura, se han desarrollado variedades de semillas y mecanismos de producción para la satisfacción de la demanda alimentaria. Ha sido más reciente el aporte de la ciencia... y no vino solo. Al lado de los agroquímicos y las semillas genéricamente modificadas, han aumentado las industrias alimentarias y las patentes, que flaco favor le hacen a la lucha contra el hambre.

El conocimiento tradicional, ancestral, asociado a los alimentos ha sido apropiado o usurpado por los grandes intereses comerciales, en muchas latitudes. ¡Está perdida la Humanidad si dejamos de ver los alimentos como la base de la vida, y los entendemos solo como objetos de comercialización!

Sin embargo, hay esperanza cuando se emprende la lucha social. Esa lucha para sostener sistemas de producción ecológicos, rescatar las semillas y, con ellas, el valor real de la comida, ha sido emprendida en muchísimos lugares del Planeta. Hoy es el Día Mundial contra Monsanto, en conmemoración a esas batallas que son como "David contra Goliat", encarnada muchas veces, por académicos y académicas perseguidas, por sus posiciones, por pequeños agricultores, por ecologistas, de un lado, cual si fueran David; mientras que al frente, como representación de Goliat, le ha dado la vuelta al mundo la empresa transnacional Monsanto.

Monsanto, caricaturezcamente llamada "Mondiablo" por sus opositores, ha sido acusada de pagar por estudios científicos a favor de los transgénicos, por demandar a pequeños productores cuyas cosechas fueron contaminadas, por utilizar químicos altamente tóxicos como el RoundUp, y por haber facilitado el "agente naranja" que tantos estragos ha causado a la humanidad entera.

Las prácticas de esta empresa, bien pueden calificarse como de anticomerciales, pues, como si fuera poco, representa a un oligopolio mundial, que cada vez se acerca más a un monopolio: de las semillas, los químicos, los insumos... ¡la alimentación!

Nuestro país no se aleja de los tentáculos de Monsanto, sin embargo, la lucha contra los transgénicos de esta empresa ha sido ardua. ¡No la han tenido fácil!

Como lo hemos venido repitiendo, es hora de que las empresas subsidiarias de Monsanto y todas aquellas que pretendan apropiarse de la vida a través del control de los alimentos, sepan que venir a Costa Rica, no les va a servir para su negocio, pues activaremos todos los mecanismos que permite el ordenamiento jurídico, para evitar que lleven a cabo sus fines, como lo hemos venido haciendo, desde el Frente Amplio y de la mano del Movimiento Ecologista.

Compartir:
Share

Otras publicaciones

Close
Share