Carlos Murillo: ejemplo de lucha y convicción.

Carlos Murillo: ejemplo de lucha y convicción.

Carlos Murillo: ejemplo de lucha y convicción.

Carlos Murillo “Calín”

Con pasión nos enseñó los caminos para luchar.

Como homenaje póstumo, recordamos algunas de sus declaraciones:

 Cuando defendió el Parque del Agua de la minería.

“Cuando yo estaba como educador, me fui a fotografiar el Parque del Agua donde se iba a explotar las minas supuestamente de azufre a cielo abierto.

Fue una quijotada enfrentarse a una lucha con una entidad tan poderosa como una transnacional. Con las fotos que saqué me di a la tarea de visitar a las escuelas, porque las personas mayores se mostraban totalmente indiferentes ante el problema, en cambio cuando a los jóvenes se les muestra que ellos están en peligro, reaccionan.  Les mostramos las fotos y las reacciones no se hicieron esperar.

La hermana Maritza nos dio la mano y se nos unió. Este apoyo logró tener un impacto fundamenta en la niñez y en la juventud.  Esto nos permitió un apoyo total de escuelas y colegios.

La primera manifestación pública representó un gran impacto social en los adultos, porque se sintieron moralmente comprometidos a luchar en contra de la minería.

De manera que mi sugerencia a las comunidades que  están sufriendo amenazas constantes hacia la madre tierra, es formen y eduquen a la niñez y a la juventud; porque ellos son el brazo fuerte en esta lucha, en última instancia ellos son los que van a determinar si se hacen las cosas o no.

Cuando enfrentaba  los altibajos de las lucha contra la minería en Crucitas.

La lucha contra la minería en Crucitas fue muy difícil, fue una guerra que si bien nosotros terminamos ganando, perdimos muchísimas batallas, unos recursos de amparo que nos alegrábamos porque los ganábamos, pero por otro lado perdíamos otros recursos de amparo, y nos entristecíamos.

Esto es algo en lo que uno no puede doblegarse, en el transcurso de esta lucha uno no ve una batalla perdida, ve muchas, pero hasta que la guerra no termine no se puede desistir.

Era muy triste cuando nos llegaba la noticia de que habíamos perdido un recurso de amparo que tal vez ya sentíamos ganado; y entonces tener que comenzar de nuevo.

Lo que yo le digo a es que debemos de ser perseverantes en la lucha por conservar el medio ambiente. Porque en nuestra historia nunca nuestra madre naturaleza ha estado más amenazada, más afectada, con la desaparición de las especies, con el calentamiento global.  Entonces el ser humano va a tener que reaccionar para lograr la supervivencia.

El indio Seatle, allá en 1854, cuando el presidente de los Estados Unidos le dijo que le iba a comprar las tierras y que lo iban a mandar a una reserva, Y el indio le responde: “¿cómo puede usted comprar la tierra si la tierra es de todos, el aire; si el aire que usted respira es el mismo que yo respiro?, ¿cómo puede usted comprar el agua si el agua que le cae a usted y me cae a mi es igual?..”

Nosotros después de tantos años seguimos pensando en la sobrevivencia del ser humano, que es tan débil y que está a punto de desaparecer.  Yo creo que ninguna especie debe de desaparecer, y mucho menos si se trata del ser humano.

Cuando se ganó la lucha contra Crucitas y se prohibió la minería.

Cuando supe que habíamos ganado y  que se prohibía terminantemente la minería en este país, para un viejo como yo, que comencé la lucha joven ver un triunfo como estos, es una alegría tremenda.

Imagínese lo que puede significar para una persona que tiene más de cuarenta años de luchar contra estas transnacionales. Uno a veces duda de poder ganar, y si se piensa en ganar uno piensa en personas como doña Balbina, una luchadora incansable.

Es muy difícil describir lo que se sintió, es como si lo alzaran a uno de este mundo. Uno quiere como abrazar algo; y de abrazar pues sería la tierra, es como agarrar el globo terráqueo y darle un beso y un abrazo y decirle: “aquí estamos”.

Nosotros sentimos esta lucha como si le estuviéramos diciendo a nuestra madre naturaleza: “aquí estamos, porque te amamos madre tierra”.

Compartir:
Share

Otras publicaciones

Close
Share